logonuevo gde

Chapa forjado colaborante

Chapa forjado colaborante
zoom Ampliar Imagen

Chapa forjado colaborante CTE-820/60 Se entiende por forjado colaborante, la utilización de una chapa conformada de acero galvanizado, como base para el hormigonado de una losa de planta de un edificio.

Dicha chapa está conformada con unas embuticiones que permite una importante adherencia entre el hormigón y el acero.

Ventajas:

  • Actúa como plataforma de trabajo durante la construcción y seguridad contra la caída de objetos.
  • Soporta las cargas durante el hormigonado.
  • Ejerce una acción de colaboración con el hormigón al unirse a él a través de las indentaciones.
  • Las nervaduras longitudinales permiten la ubicación en su interior de instalaciones y canalizaciones del edificio.
  • Permite la libre circulación en los pisos al no necesitar los apuntalamientos necesarios en un encofrado convencional.
  • Disminución del canto útil del forjado, con la consiguiente reducción de los pesos muertos, que tiene que soportar toda la estructura metálica y por tanto, un menor costo de ésta.
  • Rapidez y economía de ejecución.
  • La cantidad de hormigón (L/m2) para una altura de forjado de 10 cm. es de 68 l/m2.
  • Por cada cm. que aumente la altura del forjado se necesitarán 10 litros más en un espesor de chapa de 8 mm.

Medidas: 6000 x 820 x 0,8 mm. (se pueden hacer bajo pedido de hasta 12 m. de largo y un grosor de chapa 1 y 1,2 mm.).

Sobrecarga máxima de uso en dos apoyos:

  • Con un positivo de 8 Ø y a 2,50 m. de luz el peso máximo permitido es de 2009 k/m2
  • Con una línea de apuntalamiento, ésta se colocará en el centro del vano.
  • Con dos, se colocan a 1/3 de la luz respecto de cada apoyo.
Copyright MAXXmarketing Webdesigner GmbH